Saltar al contenido

Sale a la luz toda la verdad sobre el paciente cero de COVID-19 en Wuhan.

En una investigación realizada por el periodista Bret Baier, del reconocido diario norteamericano The  Washington Post, se pudo conocer que el paciente cero del virus covid-19 no surgió de un mercado de Wuhan como el gobierno chino lo hizo creer, en su lugar el virus se originó en el Laboratorio del Instituto de Virología de Wuhan.

Dicho “paciente cero” trabajó en el laboratorio del instituto de virología donde contrajo accidentalmente el virus, luego se mezcló con la población de Wuhan dando inicio al brote de Covid-19 que se esparció por el mundo.

Además Baier descubrió por medio de diferentes fuentes citadas, que el gobierno chino utilizó como coartada que el virus se originó en un mercado de animales para ocultar lo que estaban haciendo en el laboratorio.

“El régimen comunista chino suprimió y modificó datos, destruyó muestras, borró informes preliminares, sofocó artículos académicos y restregó áreas contaminadas para ocultar evidencia de la transmisión accidental del virus”, aseveró Baier. También aseguró que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y su director general Tedros Adhanom ayudó a China a cubrir sus huellas “desde el principio”.